Masaki Batoh presentará su Brain Pulse Music en una única actuación en España

Masaki Batoh

El japonés Masaki Batoh, líder de la banda de culto Ghost, estará presentando el 31 de octubre a partir de las 20:00 horas su proyecto Brain Pulse Music en Etopia – Centro de Arte y Tecnología de Zaragoza. Brain Pulse Music es el resultado de años de investigación en las funciones bioeléctricas del cerebro humano, combinado con los efectos traumáticos provocados por el Gran Terremoto de Japón del año 2011. Será la única presentación que el japonés ofrecerá en este 2013 en España, y servirá así para presentar ante el público español una proyecto en el que conviven ciencia, tecnología, tradición, espiritualidad y música.

Cuando Masaki Batoh concibió la idea para este proyecto, se centró únicamente en el interés de realizar música a partir de ondas cerebrales. Anteriormente otros artistas han desarrollado experimentos similares, aunque utilizando corriente eléctrica, electricidad estática y niveles de fluido sanguíneo en el cerebro. Sin embargo Brain Pulse Music va más allá, y es que está basado en ondas cerebrales en el sentido más estricto.

La intención de Batoh era crear una máquina, similar en sus funciones a un pedal de efectos, que interactuara con el cerebro de un modo terapéutico permitiendo al usuario realizar ajustes para normalizar los niveles de las ondas, lo cual podría desvelarse como una manera efectiva de tratar la depresión o la ansiedad.

Tras muchos experimentos, Batoh tenía programada la grabación de un disco basado estrictamente en música generada con la máquina Brain Pulse Music para Marzo de 2011; el Gran Terremoto de Japón alteró estos planes, al tiempo que enfatizó la importancia de una preocupación más profunda. Las sesiones de grabación fueron pospuestas ya que el estudio fue cerrado debido a réplicas que continuaron sacudiendo los cimientos de Tokyo. Apagones programados y contaminación radioactiva forzaron la evacuación temporal de la ciudad. Aunque Tokyo está a 230 kilómetros de la arrasada Centrar Nuclear de Fukushima Daiichi, los niveles de radiación superaron los 0.34μSV y pusieron la ciudad en serio peligro. Mientras, se perdieron miles de vidas, y las regiones septentrionales de Japón fueron devastadas.

Desde entonces, el número de pacientes aquejados de inestabilidad mental se incrementó drásticamente en la clínica de acupuntura regentada por Batoh, reflejando una patente escalada en la ansiedad de las personas. Con su familia todavía evacuada mientras él se concentraba en tratar a sus pacientes, el concepto de Brain Pulse Music empezó así lentamente a tomar un nuevo enfoque. Lo que inicialmente pretendía ser una austera demostración de la experimentación con procedimientos bio-eléctricos derivó en un proyecto que pretende utilizar procesos electrónicos y musicales para reconciliar cuerpo y espíritu.

Así, Batoh terminó grabando un álbum formado por oraciones y réquiems. Tamashizume (requiescat) y tamafuri (revitalización del alma marchita) dedicadas a las víctimas del Gran Terremoto de Japón, y conviertiendo a Brain Pulse Machine en una de las mayor incursiones realizadas hasta la fecha en las misteriosas profundidades de la condición humana.